sábado, 22 de septiembre de 2007

Balnearios Nucleares: Una Alternativa al Turismo Rural

Hoy en nuestra sección Special Guest Star tenemos el enorme placer de presentarles a la gran DIVINE. Le cedo la palabra:




Mendoza, Argentina.

Tras diecisiete horas de autopullman, pues aquí mi amigo Gonzalo, que, en claro paralelismo con uno de los miembros de esta redacción, adolece de un pánico extremo a viajar en avión y no hallé el momento de meterle en el carajillo la caja de Valium que le tenía preparada, nos hallábamos por fin allí.
Sí amigos, nos disponíamos a ingresar en la Fundación Escuela de Medicina Nuclear para disfrutar de una cura novedosa y revigorizante, que todo hay que decir, le cambió a una la vida para siempre.

Yo había pasado un año desastroso, empapada en Gintonics de Larios y con demasiados fracasos amorosos y fosas que cavar. Mi antaño deseadísima figura se estaba echando a perder con tanta resaca, shawarmas tristes y solitarios de última hora en el "Dönner Amigo" más cercano y el estrés inherente a toda asesina en serie que se precie. Así que cuando recibí la carta de Gonzalo desde Argentina, instándome a que me tomara unas vacaciones, no dudé en pedir la excedencia y gastar algunos ahorrillos en el primer vuelo a Buenos Aires, no sin alguna reticencia de mi jefa a la que no le hacía ninguna gracia prescindir de su primera bailarina y legendaria diva en el conocido club de streaptease La Estrella.

El Doctor Francesc Kovacs, judío dudoso, masón, filántropo de pro y director del centro, nos dio la bienvenida y nos informó con personalizada atención del plan radioactivo básico y de los diferentes paquetes opcionales entre los que podíamos escoger.


Cierto es que éstos encarecían un pelo la estancia, pero llegados hasta allí no era plan de racanear unos míseros y devaluados pesos… Así que tomamos la firme decisión de no escatimar en gastos y nos dispusimos a pasar una semana agradable, expuestos a todo tipo de isótopos uraninanos, ataviados con los comodísimos y sexis albornoces de rigor.
Gonzalo se decidió por una tratamiento facial a base de "polvo de luna", sustancia que procede de los desechos de las máquinas de rayos X y que tiene un fulgurante color azul que brilla en la oscuridad. Yo, en cambio, opté por las sesiones de aislamiento sensorial en cápsulas llenas del agua que refrigera los reactores de fusión, un líquido éste que te hace perder peso rápidamente y te eriza agradablemente todos los pelillos del cuerpo, aunque todo hay que decirlo, luego éstos se caen sin remisión y no vuelven a salir, lo cual, en mi caso no es para nada preocupante, pues una servidora usa peluca y además me llevé de regalo una depilación total y definitiva.
Otro de los mandamases de la Fundación, el Dr. Emmett Brown, al que le gustaba que le llamesen Doc, no tardó en esclarecernos la enigmática negativa de la dirección en cuanto a las camillas se refiere.


Por lo visto, la alta radioactividad y la ingente cantidad de plutonio libio almacenada en el edificio puede provocar molestos catapultamientos a más de ciento cuarenta kilómetros por hora y, al parecer, esto había provocado en un pasado reciente molestos e incendiarios desplazamientos en el tiempo y superparadojas a go-go. Así que nada de camillas, sillas de ruedas, patinetes o similares.



Me gustaría aprovechar la oportunidad que me ha brindado la redacción de Agáchate y Fuma y desde aquí romper una lanza a favor del enriquecimiento de uranio y el uso indiscriminado del plutonio y demás materiales radioactivos, pues he podido comprobar en mis propias carnes que sus efectos son harto beneficiosos para la salud. De hecho, mi partenaire, a parte de adquirir otras habilidades que no viene al caso comentar ahora, hizo importantes avances fisiológicos durante nuestra estancia.




Así que, para acabar, recomiendo encarecidamente a todos este tipo de tratamientos, los cuales deberían entrar por el seguro y empezar cada vez en edades más tempranas. Cierto es que los niños pueden tener alguna reticencia inicial, por otra parte totalmente lógica en algunas edades, pero hay que ser consecuentes y no mimar a los más pequeños, utilizando toda suerte de tretas e inocentes chantajes para conseguir nuestros propósitos educacionales. Con un poco de esfuerzo por nuestra parte conseguiremos un mundo mucho mejor.


Pues eso...







Divine escribió tales memeces bajo los efectos del güisqui de garrafa que consume en altas dosis, dejándonos aquí, a la vista de todos, una muestra inequívoca de su total falta de sentido literario y de la realidad. Lo dicho, un estreno a la altura del detritus cerebral que posee esta moza…Te has cubierto de gloria guapa.

13 comentarios:

M.A Berrakus dijo...

¡Buen debut somazizorra!
Y es que ya se sabe que la primera vez siempre duele un poco pero a base de vaselina radioactiva la cosa va fina como la seda.

Ya nos hará llegar la dirección de tan apetecible resort. Aprovecharemos el viaje a Argentina cuando nos desplacemos a visitar el parque temático Tierra Santa sito en las afueras de Buenos Aires. Para más información le remito a la última Mondo Brutto.

Chuflo dijo...

Bien es cierto que hoy pocos ignoran para qué utiliza el gobierno ucraniano el reactor de nº 4 de Chernobyl, mendiós!

Gizzmo dijo...

Le felicito por su magnífico debut, mademoiselle Divine. Espero que siga aportando caspita de primera a nuestro amado blog. Por cierto nenes, ¿que coño pasa con Sitges? ¿Fletamos un zeppelin para ir o nos apañamos con la tartana de Oze?

M.A Berrakus dijo...

Lo del zeppelin está bien pero yo no me muevo de casa si no es para montar en el Hindenburg.

Divine dijo...

Amigos, gracias por vuestros esforzados cumplidos. Ni que decir tiene que nos vemos en Sitges y si hay que fletar un zeppelin o un íctineo que por favor Berrakus traiga sus cerillas para darle un poco de calor al asunto.

M.A Berrakus dijo...

Sé que el sábado es un buen día para ir pero yo estoy pillado por los huevos.
Ayer se habló de ir el domingo 14. Pero claro, ayer también se hicieron cosas como beber demasiada cerveza, ver un vídeo de cómo se peta el Mario World de Snes en 11 minutos o de cómo petarse el Final Fight sin que le den un solo toque a Cody.
Por lo cual no sabría decir qué tanto por cierto de credibilidad le podría dar a los planes hechos con Smegman a las 5 de la madrugada.

Gizzmo dijo...

Bueno, domingo 14 también es un buen día. A mi me han jodido en el curro cambiándome el horario, de modo que el sábado 13 tengo que trabajar (ya saben, el trabajo dignifica al mogwai...). A ver si este fin de semana hablamos, que el pasado no vine porque acabé comiendo pizza y viendo el Barça en un piso de alto standing de Torredembarra...(aún no entiendo cómo ni porqué)

M.A Berrakus dijo...

Bueno, al final no sé qué pensar. He estado mirando la programación del Brigadoon (ya sabéis chicos, queremos ver mierda de la buena) y resulta que el domingo 14 por la tarde hacen la puta maratón otaku. Y yo que quería ir a ver alguna de Godfrey Ho.
Pues eso, que a ver qué cojones hacemos al final.

kuroi yume dijo...

hagan lo que carajo hagan, péguenme un toque... yo andaré por allí!

M.A Berrakus dijo...

Descuide señor Yume, uno de los objetivos del desplazamiento es tomarnos unas Moritz con usted.
Tendrá noticias nuestras.

Gizz dijo...

¿Y este sábado o este domingo que tal? tengo fiesta los dos días, a ver si nos decidimos ya pa que no sea tan precipitado. Por cierto, con la tontería estamos llenando de comentarios el post de Divine (siempre queda bien tener sopotocientos comentarios en tu artículo, aunque no tengan nada que ver con el contenido...)

M.A Berrakus dijo...

Bueno chicos, por una carambola del caprichoso destino, ahora resulta que me va mejor ir a Sitges el domingo 7 que el 14. A nuestro favor tenemos la programación del Brigadoon de ese día:
-Las fascinantes aventuras de los Telenautas
-Graveyard of the Blind Dead
-Ningú ho fa millor
-Brigadoon Wrestling
-Psycho: The Snuff Files aka Niku Daruma

Pues eso, que bastante mejor que la maratón otaku ¿no?

A ver si nos organizamos de una puta vez.

El Vaugan dijo...

Rquiescat in Pace, Agáchate y fuma... Déjame un ramo de flores y una oración al salir de este camposanto.