jueves, 10 de mayo de 2007

Con el culo al aire...

Hace una semana del último bombardeo y aquí no se mueve ni dios, sois más cobardes que el puto Eli Wallach, el feo, the ugly, que se pasó una noche entera con el culo en pompa, la cabeza grasienta bajo las manos, todo miedo e indigna figura, mientras los azules y los grises se reventaban nuevamente los unos a los otros, aunque el puente ya no estaba... Gracias, Maestro Leone, jamás podremos pagarte tanta deuda.

No sé si alguno tenía pensado escribir alguna buena mierda, o alguna mala mierda, pero como nadie ha dicho esta bocarrona es mía, cojo yo y salto y me hago dueño del mortero.


Vengo a soltar obuses de mierda.
Agachaos y fumad si queréis,
cobarde brigada,
no vaya a ser que una esquirla de metralla
os perfore los calzones
y os fabrique, mendiós!,
un nuevo culo en la nalga.


¿Soy o no soy todo un poeta?

¿Por dónde iba? Oh, joder. En realidad no iba a ninguna parte, me estaré aquí un buen rato, en plan francotirador; al primero que asome las napias le acierto en mitad del cigarro... ¡Y tú!, sí tú, el que masca chicle como gorrino buscando trufas. Un poquito de Fujitsu, guapín.

A la Divine le gusta el buen cine, coño: "El Tránsito". Ni idea, tía. Yo me quedé en Gallipolli, esperando que le dieran lo suyo al Gibson, pero no, fue el otro, el rubiales, el que estiró la pata. Busco en el iemedebé: "Stay", 2005. El tal Marc Forster parace la versión 0'0 de Jason Stratham. ¿Se escribe así? Bueno, a la mierda si no...

De todos modos me quedo igual, qué quieres que te diga. Pero en fin, no puede haber tiempo para todo. Ver películas... con la de cosas con las que puedes dinamitar tu tiempo. Prefiero hurgarme la nariz, hacer amigos como la Divine, tocar el violoncello con barritas de regaliz. Y luego, jam, pa'dentro...

Siento en el fondo todo lo que ha pasado últimamente. De verdad. Aquello de la... y luego aquello otro del.. y, por supuesto, qué faena, lo de la... qué terrible. Está muy mal el mundo, ¿no? Pero qué esperábamos. Mirad la White House, la Moncloa, y ahora los gabachines dicen la suya, cómo no... ¡Y los establos vacíos!

Alguien los puso allí, con su voto, su sobre, su puta alma... ¡Y los establos vacíos!


Con los hombres no hay manera, que dirá un día de éstos el Sol, y entonces sí que va a petar todo este tinglado nuestro. De veras.

A vosotros no sé, pero a mí que me coja recién cagado. Las cuentas claras... Por si las moscas.


"Me gustan los pezones, en su punto, como los huevos fritos". Chufflo...

7 comentarios:

M.A Berrakus dijo...

Si es que está usted hecho un cinéfilo, pero de los de antes. De sesión doble en la plaza del pueblo, nada de emules.
Por cierto, me gusta esa "f" extra que le ha añadido a su nombre. Le da un toque de galán trasnochado de la aristocracia napolitana.

Chufflo dijo...

Of course, Berrakus, no en vano mi película favorita es "Porky's", mendiós!

Gizzmo dijo...

Tiene usted razón, nos hemos tirao una semana rascándonos la panza con las cuatro extremidades.

Chufflo dijo...

Algunos con las cinco, mendiós!

Mr. Macabro dijo...

Me he detenido en su blog, con el que me siento bastante identificado, ya que a mí también me gustan los pezones en su punto. Como los huevos fritos.

Un saludo.

Divine dijo...

Chufflo, debería desatarse usted más a menudo...ya me tiemblan las piernas pensando en lo que algún día será usté capaz de maquinar.Poesía de la buena, si señor. Un dato: ayer vi al bueno de Eli Wallach en el Padrino III. Valiente hijoputa esta hecho el viejete ese.

Chufflo dijo...

Ya me gustaría a mí, ya, Divine, desmelenarme más a menudo, pero ya ves, pero el crecepelo del dr. Atkins cuesta una fortuna, mendiós!