miércoles, 23 de mayo de 2007

Star Wars. Apuntes para una revuelta tranquila.

Muy a nuestro pesar, hoy no vamos a hablar de pistolitas láser ni de la preocupante deforestación de Tatooine. El tema que nos ocupa es la ancestral dialéctica entre el Bien y el Mal en el contexto sociocultural de El Lado Oscuro. Y es que, si algo en la saga galáctica por antonomasia llama poderosamente mi atención por encima del peinado de Leia y los chalecos de los Ewoks, eso es, sin duda alguna, el color de la armadura de los Soldados Imperiales.

Situémonos.
Star Wars IV. A New Hope. 3 minutos 58 segundos de metraje y, entre más humo y chispazos que en un partido de waterpolo de Asimos de Honda, aparece en pantalla el temible Darth Vader de riguroso negro, flanqueado por un grupúsculo de soldados imperiales vestidos con corazas de color blanco nuclear. ¿Qué coño está pasando aquí? Hay algo que no encaja.¿Por qué demonios el malo malísimo va de negro y su infantería viste de blanco? Y entre todo este galimatías galáctico hay algo que nos fascina, nos deja atónitos y nos hace salivar como perros de Pavlov. Lucas ha obrado el milagro, ha conseguido que, contra todo pronóstico, esta mierda funcione. Pasándose por el forro de los cojones las más elementales leyes de la cromaterapia, el avispado George Lucas ha sentado cátedra.

Y es que, en la aldea del Señor, quien más o quien menos conoce las connotaciones prístinas del color blanco como símbolo de pureza de espíritu y pulcritud supinas. Sí amigos, el blanco es sinónimo de paz, bondad y buenas intenciones. Por ende, lograr que creamos que el enemigo es el que va limpio, blanco y aseado mientras los buenos visten harapos, sudan, apestan, tienen más vello corporal que la Pantoja en la final de Supervivientes cuando no llevan dos jodidas ensaimadas en la cabeza, es un triunfo sin paliativos.
Desde los tiempos de Tony 'fukin' Montana o el Julio Iglesias crepuscular, ningún cabronazo había hecho uso con tanta clase y mala leche del traje chaqueta blanco.
Y es que, adelantándose a la estética lumpen del Alien de Scott, el malo es más sofisticado que el bueno (hablando en someros términos maniqueos)

Pero hay otra explicación algo más prosaica a todo este asunto.
Años atrás, cuando un jovencito George Lucas ni siquiera había soñado con la primera orgía de coca, champán y sumisos Ewoks en el Rancho Skywalker y los imberbes artistas de la Industrial Light & Magic todavía estaban juganto a la Barcode Battle y tenían sus primeras poluciones noctunas recordando los gráficos del ping pong de la Atari 2600, ocurrió algo que marcaría para siempre la estética de la Sagrada Trilogía y, por extensión, del cine moderno. Conocido por todos es el irrisorio presupuesto con el que contaba Lucas para armar su chiringuito galáctico. En su afán por ajustarse a los números y llevar a buen puerto su delirante proyecto interestelar tuvo que echar mano de materiales nobles como el cartón-piedra o el polyspan para montar el archiconocido atrezzo.
Por aquél entonces, el cuñado del ínclito Lucas trabajaba en una fábrica de tubos en las afueras de Kalispell, Montana dedicada al revestimiento de aspiradoras industriales. Hasta allí se desplazó nuestro perspicaz cineasta y dio con la clave del asunto. Revestir a los extras con tubos a mansalva y a tomar por culo.
"Eh chaval, enfúndate estos plásticos, te pones aquí con la pistolita y a positivar"

De un modo u otro, este es el episodio que George Lucas firmó con letras de oro en la Historia del Cine. Quédense con la versión que prefieran. Yo siempre defenderé que se trató de una genialidad del maestro en pleno viaje de éxtasis líquido. Sea como fuere y, como diría el añorado Vaugan, trufen la sección de comentarios con floridas ocurrencias memas.


Astracanada firmada por M.A Berrakus para enmarcar dentro de los fastos por el trigésimo aniversario de STAR WARS Episode IV.
El asunto merecía un mayor despliegue logístico pero no damos para más.


22 comentarios:

Eddie Gordo dijo...

Ah! Yo creía que Star Wars era apología del terrorismo, y que los soldados imperiales eran los buenos... ahora empieza todo a encajar.

Mari dijo...

La verdad es que siempre había pensado que los soldados imperiales parecían como "entubados"...
Ay que ver las cosas en que nos fijamos...

Gizzmo dijo...

¿Lo del carrito es un puto Ewok?

M.A Berrakus dijo...

Amigo Eddie, sé que es bastante reduccionista la visión que he expuesto. Siempre hay matices que considerar pero, a grandes rasgos, los del imperio son los malos y la resistencia los buenos. Como en la vida real, vamos.

Sí Mari, hija mía. Esos tíos tienen más pinta de tubo que el miembro de Robocop.

En efecto Gizzmo, eso es un jodido Ewok aunque bastante crecidito. Le han tenido que comprar el chaleco en un sitio de esos de tallas especiales.

Dr. Smegman dijo...

El tema es, y me asombra que no lo hayas captado, enteramente freudiano. Darth Vader es (ojo, spoiler) el padre del lider de la resistencia, y sublima la santidad de su hijo en los cibertrajes de sus lacayos.
Vamos, digo yo.

Divine dijo...

Apreciado Berrakus.
Siento decepcionarte pero debo ser la única en el universo a la que la "saga de las sagas"no le produce incondicionales transtornos psicosomáticos. A riesgo de parecer antisemita no diré que "ese judío cabrón" sino "el ínclito Lucas" debió de pisar un descomunal mojón para forrarse como está careciendo totalmente de cualquier talento cinematográfico. ¿El porqué de la armadura blanca? Yo que sé. Otras comemos mierda, nos tragamos los fluidos del Chufflo y nos dejamos la piel en cada puto plano... Qué asco de vida

M.A Berrakus dijo...

Smegman, ¿cómo se me ha podido pasar por alto? El caso es que tiene usted toda la razón del mundo. Después del artículo de los Gremlins volví a enterrar en cal viva los apuntes de la carrera.

Estimada Divine si es que en el Episodio I tendría que haber estado usted en lugar de Jar Jar Binks, por eso de ganarse al público infantil y tal.
No quiero ni imaginarme lo brutote que se pondría Chufflo si la ve con unos cueros bien ceñidos y empuñando un laser.

Chufflo dijo...

Piratus...

Eddie Gordo dijo...

Smegman... lo del spoiler estaba fuera delugar... quien no sepa a estas alturas que Darth Vader en Constantino Romero y esas cosas... debe morirsodomizado por Jabba el Hutt

Chufflo dijo...

Por cierto, felicidades a todos los muchos que se sodomizan mutuamente vestidos de pijama de colorines y con orejas picudas mr. Spook... Feliz día del Orgullo HomoFreak, mendiós!

M.A Berrakus dijo...

¿Hoy es el día del orgullo freak? vaya, no me había percatado. Es que mi gris vida de oficinista no es compatible con esos asuntos tan pajeros. De casa al curro, del curro a casita, leer el ABC y a la piltra. Do you know what I mean?

Divine dijo...

Toooodo el día llevo celebrándolo. Como gran colofón tengo unos canelones congelados de a euro en el microondas

M.A Berrakus dijo...

Pues guárdeme uno con extra de bechamel, que esto va a parecer Sant Esteve, copón.

kuroi yume dijo...

Debo intervenir para poner orden?

Lucas fue elegido en la primera encuesta de "Tierras de Cinefagia" como el mayor hijoputa de la galaxia. Y la verdad es que se lo merece, pero joder, la Sagrada Trilogía es el mayor punto de inflexión (para bien o para mal) en la Historia del Cine desde la aparición del sonoro...

...y JarJar merece la muerte, y Han dispara primero!

M.A Berrakus dijo...

Discrepo ligeramente señor Yume.
En mi opinión la mayor inflexión en la historia del sonoro es Royal Warriors de Godfrey Ho, junto con Ninja Thunderbolt, of course.

kuroi yume dijo...

jajajaja
touché!
No seré yo el que le lleve la contraria en su casa... (/y además todos conocemos cómo cambió ese maestro del cine la concepción mercantilista del cine, jojojojojo)

Gizzmo dijo...

¿Alguien tiene ganas de hacer un trivial freak?
http://www.20minutos.es/trivial/61/
Yo he sacado un bochornoso 3 sobre 11 (memòria de peiiiix!)

kuroi yume dijo...

7 de 11...
es difícil el joío...

M.A Berrakus dijo...

¡Un puto 2 de 11! Freak o no pero ha herido mi orgullo.
Este jodido test es para coneisseurs de verdad, no vale con una somera culturilla general.

Smegman dijo...

En un momento histórico en que cualquiera que almacene más de dos datos inutiles en la cabeza es tildado de friki, me alegra mucho este test, para frikis pata negra...
Por cierto: 4/11

Gizzmo dijo...

Del test de marras me intriga especialmente la pregunta sobre los churumbeles de Los Simpson. ¡No me salen las cuentas!

unServidor dijo...

Es sencillo (?):
La patronal es oscura.
Su masa de asalariados es clara.

Por otro lado, basta leer Moby Dick para saber que el blanco es el principal color que da Terror...

Muejeje.